Los parques de estudio y reflexión son puertas de entrada al mundo mental de lo profundo.

Experiencias guiadas

Sobre las experiencias guiadas Las experiencias guiadas forman parte de lo que llamamos “trabajo con imágenes”. Consideramos a las imágenes como un apoyo interesante para variar el punto de vista, para agilizar la dinámica mental, para rescatar hechos y emociones vividos y para reordenar proyectos de vida.

Las Experiencias Guiadas son pequeños cuentos en los que algunos silencios permiten colocar en ese momento la imagen mental que le parezca adecuada a quien realiza la experiencia.

¿Para qué sirven?

Las Experiencias Guiadas permiten a quien las practica, reconciliarse consigo mismo, superando frustraciones y resentimientos pasados, ordenando las actividades presentes y dando al futuro un sentido que elimine las angustias, los temores y la desorientación. Según estos objetivos están clasificadas en:

  1. Experiencias de reconciliación con el pasado: El niño, el animal, el enemigo, el gran error, la nostalgia, el resentimiento, el deshollinador.
  2. Experiencias de ubicación en el momento actual: La protectora de la vida, las nubes, los disfraces, el Guía interno.
  3. Experiencias de propuestas a futuro: La acción salvadora, las falsas esperanzas,
  4. Experiencias sobre el sentido de la vida: La repetición, el viaje, el festival, la muerte.

Cada Experiencia Guiada tiene como objetivo la conversión de las imágenes y de los climas que allí surgen, a través de una propuesta de reconciliación, o de cambio del punto de vista sobre el problema.

Puede darse que después de realizar una experiencia no se logren inmediatamente los resultados deseados. En este caso, la repetición de esa experiencia en próximas ocasiones puede ser muy importante para lograr el objetivo. Además, las experiencias tienen un “efecto residual”: aún después de realizadas las imágenes siguen operando y produciendo cambios.

Esta transformación no quedará sólo como una experiencia interna en cada persona, sino que se expresará en cambios conductuales de la vida cotidiana. En la base de todo esto debe estar la intención de querer cambiar una situación y un comportamiento.

Gracias a las Experiencias Guiadas se mueven imágenes y puntos de vista. En suma, las Experiencias Guiadas tienden a positivizar la existencia, a fortalecer el contacto con uno mismo, a favorecer la búsqueda del sentido de la vida.

¿Cómo están armadas?

Existe un esquema de construcción al que se ajustan todas las Experiencias Guiadas. Primeramente hay una entrada en tema y una ambientación general; luego un aumento de la tensión “dramática”; en tercer lugar, una representación vital problemática; cuarto, un desenlace como solución al problema; quinto, una disminución de la tensión general, y sexto una salida no abrupta de la experiencia, generalmente desandando algunas etapas ya vistas anteriormente en el relato.

¿Cómo se practican?

Para realizar una Experiencia Guiada hay que dejarse guiar por las imágenes y para que esto sea posible es conveniente realizar una relajación triple (externa, interna y mental) que permita seguir el argumento de la Experiencia Guiada que se va traduciendo en las imágenes internas correspondientes. Lo que se sugiere es trabajar en base a la necesidad, con amabilidad y sinceridad interna.

Como síntesis diremos que:

Es importante establecer relaciones entre lo que sucede en el propio psiquismo y lo que a uno le pasa en la vida cotidiana. También interesa relacionar las dificultades que se tiene con las experiencias guiadas y las que se tiene en la vida.

Importan las modificaciones que se producen, fundamentalmente, en la conducta.

Recomendaciones

  • Durante el trabajo con experiencias guiadas conviene el silencio ambiental, y una iluminación suave. Es recomendable que el ejercicio se realice con los párpados cerrados.
  • Las experiencias guiadas sirven de enmarque para que el practicante llene las escenas con él mismo y sus propias imágenes. De modo que es el “protagonista” de la narración. Por eso hablamos de “modelos de meditación dinámica cuyo objeto es la propia vida del que medita con la intención de llegar a los conflictos, y superarlos”.
  • El personaje es el observador, agente y paciente de acciones y emociones. Llamamos resistencias a las dificultades en el seguimiento de las representaciones que se sugieren en la experiencia (Podría ser de mucho interés, tomar nota de ellas).
  • La detección de las resistencias es muy importante, e invita a observar en la vida diaria, y en la propia conducta el reflejo de esas resistencias. Así mismo, a comprobar los cambios cuando las resistencias han sido vencidas.
  • El intercambio entre los partícipes, posterior a la experiencia realizada, sirve para la ampliación y cambio del punto de vista sobre la propia experiencia. Este intercambio está orientado, básicamente, a la detección de las resistencias y su vencimiento, y referido exclusivamente a la experiencia realizada en esa reunión.Es posible que algunos participantes mencionen problemas en la configuración de sus imágenes que no pudieron superar. Otros, comentarán las soluciones que encontraron. Dados esos dos casos, el intercambio adquiere el sentido de una ayuda y enriquecimiento grupal.

Descarga de audio (los linsk direccionan a otra página web)

Experiencias de Relajación y Paz
Relax externo

Relax interno
Relax mental
Experiencia de paz

Para descargar las otras experiencias guiadas clique aqui